MOVIMIENTO Y YOGA

La mejor terapia es el movimiento. Ya lo están recomendando los médicos y no solamente es para los obesos. Moverse es bueno para el corazón y para el alma sobre todo si es en la naturaleza.

Aunque a veces el mundo parezca estancado y nosotros sentimos lo mismo, el movimiento nunca para. Hay cambios en la respiración, en los latidos del corazón y en las hojas de los árboles pero nos cuesta verlo cuando estamos estresados.

A algunas personas les da miedo moverse porque prefieren ver el mundo quieto y seguro. Estas acostumbrados a tener todo bajo control y el movimiento los saca de allí. Así que moverse es también un reto en muchos casos, del que seguramente resultarán buenas cosas.

La práctica física del yoga es una forma de movimiento vinculado a la respiración consciente. Se basa en diferentes posturas o asanas con diferentes niveles de energía y activación.

El movimiento aporta flexibilidad física y mental. En mi experiencia ha sido un punto esencial para liberar energía, emociones y aprender de mis tendencias internas. Es decir, la forma en que movemos el cuerpo expresa aspectos del estado de ánimo y personalidad.

Desde aquí descubrimos el movimiento terapéutico. Más allá del beneficio de bajar de peso o reducir medidas, el yoga es una herramienta de bienestar que permite la expresión personal y la gratitud de contar con un cuerpo sano y vital.

El yoga ha sido también una forma de aceptación y amor propio que enseña los puntos más fuertes y los más vulnerables. También fortalece la conexión mente-cuerpo gracias al enfoque consciente esencial en la práctica.

Respirar moviéndose o moverse respirando, desde cualquier perspectiva el yoga es valioso para vivir tranquilamente.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close