Alimentación

Comer es un acto social, emocional y biológico

Para una decepción emocional: helado. Para un momento de diversión con amigos: pizza y pola (cerveza). Para compartir una cena familiar: lasaña tradicional. La comida aporta satisfacción, sabor, recuerdos y placer en cada vida humana.

Por tradición comemos 3 veces al día y algunas veces incluimos snacks en el medio. Ahora por el ritmo de vida elegimos comer lo que sea más rápido, económico y rico, por ejemplo una hamburguesa de promo. Comemos incluso si no tenemos hambre y a deshora o sea sin horario.

La comida activa el sistema de recompensa, una conexión de estructuras cerebrales que producen la sensación de placer. Al comer no solamente satisfacemos el hambre sino que nos llenamos de gozo.

Por alguna lógica razón, los medios de comunicación nos han enseñado hace ya varias décadas que la comida puede cambiar la silueta. De hecho han relacionado la figura femenina perfecta con dietas, anorexia, bulimia etc. La imagen que aprendimos es que dejar de comer para bajar de eso es absolutamente necesario, o peor que el deseo de una mujer es comer sin subir de peso ¿Te suena?.

Así que comer lleva un importante componente afectivo y emocional.

En esta dimensión nos enfocamos en el aporte para la salud mental y emocional de la herramienta al comer.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close